Aspe Joven: Por y para una educación libre y crítica

Os comparto este nuevo blog del prematuro sindicato estudiantil Aspe Joven que hemos abierto, pero que al fin y al cabo consiste en una plataforma más para alimentarnos de conocimiento y reflexión mutua.

Os invito a que os adentréis en él y a sugerir cuestiones, críticas y demás aportaciones.

Blog Aspe Joven

Hace no mucho que nos embarcamos en este proyecto de emergente importancia: organizarnos en pos de una educación libre, crítica, de calidad y pública. En este blog encontraréis desde artículos sobre nuestras reuniones, recomendaciones bibliográfica y filmográficas, nuestro contacto para quienes estén interesadas en el sindicato y su contenido, etc. En suma, haremos uso de […]

a través de Bienvenidas a nuestro blog — ASPE JOVEN

El Individual Colectivo: Un ensayo sobre el individualismo en las sociedades posmodernas

El ensayo que comparto a continuación, debido a la consecución de explicaciones que engloba unas sobre otras, siendo cada una esencial para comprender la totalidad de la cuestión, se va a publicar en un único artículo. Se titula El individual colectivo: Un ensayo sobre el individualismo en las sociedades posmodernas. Ha sido trabajado y redactado por Antonio Cantó Gómez y Rafael Carrió Pérez, finalizado el 24 de enero 2017.

Insistimos en que este ensayo es aproximativo y, en base a la recopilación bibliográfica y reflexión más humana e incesante, se han llegado a ciertas conclusiones y conceptos, aun por revisar, complementar y perfeccionar. Esperamos que os sirva de alguna utilidad.


ÍNDICE DE CONTENIDOS:

INTRODUCCIÓN
1.-Objetivo del ensayo
2.-Hipótesis y conceptos

CAPÍTULO 1: Historia y cultura
1.1-Cronología de los periodos históricos: sociedad tradicional, moderna y posmoderna
1.2-Sistema mundo y globalización
1.3-Estado moderno y sistema económico
1.4-Pensadores influyentes del individualismo
1.5-Cultura de masas y el desarrollo
1.6-Modernidad líquida o segunda modernidad

CAPÍTULO 2: El individualismo ficticio
2.1-El individualismo ficticio

CAPÍTULO 3: El eterno debate
3.1-Sociedad V.S. Individuo
3.2-Estructura y Reduccionismo
3.3-Las nuevas tecnologías y su impacto en la sociedad
3.4-El egoísmo racional como base del individualismo ficticio

CAPÍTULO 4: El individual colectivo
4.3-El individual colectivo

CONCLUSIONES

BIBLIOGRAFÍA

Seguir leyendo El Individual Colectivo: Un ensayo sobre el individualismo en las sociedades posmodernas

Grandes autores en retrospectiva: 2. Karl Marx

La teoría bosquejada por Karl Marx, constatada por su íntimo compañero Friederich Engels, podríamos reconocerla como determinista, progresista, enhebrada para la acción y necesariamente crítica. Los dos primeros atributos tienen sentido en el contexto vivido por Marx, ya que el paradigma científico se encontraba en pleno auge y los estudios sociales imitaron en gran medida este mismo modelo, y, en lo referido al activismo y criticismo propio del marxismo, las obras de Marx manifestaban una considerable crítica al statu quo y una sociología para la acción (análogo a la premisa de Comte, en Catecismo positivo (1852): “saber para prever y prever para proveer”).

La historia, según Marx, se ha basado en la lucha de clases. Esto quiere decir que, por mucho que el movimiento ilustrado liberal proclamara la libertad e igualdad de condiciones, la realidad social e histórica ha sido bien distinta: desde las sociedades esclavistas, conformadas por hombres libres y esclavos; pasando por la Antigua Roma (patricios y plebeyos) y la Edad Media (señores feudales y siervos, maestros y oficiales); hasta las sociedades modernas, donde la burguesía, es decir, la clase propietaria de los medios de producción (instrumentos y materiales utilizados en el proceso de trabajo, incluyendo, por supuesto, la fuerza de trabajo), se encuentra confrontada con la clase antagónica que es el proletariado (quienes venden su fuerza de trabajo a la burguesía).

Seguir leyendo Grandes autores en retrospectiva: 2. Karl Marx

La sanidad contra la salud

Es imprescindible comprender que tu cuerpo, tus emociones y tu salud están sujetos a relaciones de poder.

En nuestros tiempos, desde hace ya unos siglos, se nos ha impuesto un sistema sanitario basado en la medicina convencional y farmacológica, por la cual ciertas teorías se fijan y se ciñen a convertirlas en dogmas inamovibles, pese a su falsedad y refutación. El poder reside en las grandes multinacionales, el cártel farmacéutico e instituciones subvencionadas por este, acuñándoles licencia y reputación científica, desplazando la posibilidad de crítica.

La teoría microbiana es una de ellas. Esta estigmatiza a ciertos microorganismos y comienza a tratarlos como patológicos, reduciendo las enfermedades a meros y minúsculos agentes invasores. La infamia de la medicina occidentalizada, pues, proviene de su imposibilidad de ver la enfermedad como una consecuencia de un todo, del cuerpo y persona en su cojunto. Por ello, en términos generales, existen tantas especialidades en medicina que ignoran al ser vivo en su totalidad y lo reducen al mecanicismo: el ser vivo o cuerpo es la suma de las partes.

Va siendo hora de dar un giro individual y social. Autogestionar la salud y guiarla por los senderos de una sanidad crítica y holística, donde el entorno del cuerpo se tome en cuenta (estilo de vida, medioambiente, alimentación, emociones, el organismo en su conjunto…), escindidos de las grandes y asesinas farmacéuticas, de las grandes empresas-mafias de drogadicción legalizadas.

La sanidad contra la salud, de Jesús García Blanca. Recomiendo escucharle aquí:

La sanidad contra la salud por Jesús García PARTE 1

La sanidad contra la salud por Jesús García PARTE 2

Grandes autores en retrospectiva: 1. Auguste Comte

En esta nueva sección, “Grandes autores en retrospectiva”, expondremos autores varios que han tenido repercusión en la historia del pensamiento humano.



La lectura del
Plan de los trabajos científicos necesarios para reorganizar la sociedad de Auguste Comte, nos traslada a una época expuesta a constantes revueltas en pos de una revolución social, la cual será considerada como desorganizada por el mismísimo Comte, obstinado por el orden y el progreso de la sociedad. Además, el grado de secularización en Europa durante el s. XIX, pone en evidencia la hegemonía de las explicaciones naturales y sociales meramente deícticas o esotéricas que predominaban siglos pretéritos, surgiendo con gran peso el papel de la ciencia natural. Los estudios sociales no iban a quedarse atrás y, por ello, la inclusión del paradigma científico imperante en aquel entonces en las explicaciones sociales supuso una prioridad para infinidad de autores, con tal de integrar los estudios sociales en una “ciencia seria” (o académicamente aceptada).

En primer lugar, las pretensiones de Comte en teorizar el funcionamiento de la sociedad y sus transformaciones sistémicas y, a la par, conllevar a resoluciones normativas que concluyan en un sentido universal y necesario, la sociedad positiva, resalta a la perfección la similitud que adquiere su teoría con el modelo que confeccionan las ciencias naturales. Comte clasifica la historia social por estadios según el tipo de conocimiento que se ejercía y, además, considerando que dicha evolución histórica consiste en un progreso gradual en las capacidades humanas hacia un estado científico necesario. El estadio teológico basaba sus explicaciones en cuestiones sobrenaturales y este es considerado como “el estado de toda ciencia que se encuentre en sus orígenes” (Comte, 1822). El estadio metafísico, sin embargo, constituiría una etapa social transitoria al estadio positivo. Este fin último de la sociedad configura las explicaciones sociales y naturales bajo leyes generales y principios verificables a través de la observación y por la expresión misma de tales fenómenos.

Seguir leyendo Grandes autores en retrospectiva: 1. Auguste Comte

Psicología Social: 3. La necesidad de pertenencia

Leer capítulo anterior: 2. El autoconcepto

Contenido: Aproximación teórica al concepto de la necesidad de pertenencia; experimentación con monos rhesus e interpretación del personaje Faye Valentine, de la serie de animación Cowboy Bebop.


LA NECESIDAD DE PERTENENCIA
Cierto es que para comprender al individuo y su dimensión psicológica es necesario comprender a la sociedad de donde emerge, como hemos insistido en los anteriores capítulos. Pero, ante esto, cabe preguntarse: ¿por qué esta conexión tan acérrima entre el individuo y su entorno social?

En primera instancia, resulta evidente la debilidad del ser humano recién nacido y la necesidad de otros individuos para su supervivencia. Los vínculos primarios del ser humano con su progenitora (u otro individuo de su entorno social inmediato) se vuelven indispensables para la subsistencia e individuación de este, de lo contrario, aislado e indefenso no alcanzaría nada más que su muerte. Es por ello que el ser humano posee una condición social por naturaleza, por la cual, en términos psicosociales, adquiere una imperiosa necesidad de afiliación. Y más allá de la mera afiliación, adquiere la necesidad de pertenencia.

Seguir leyendo Psicología Social: 3. La necesidad de pertenencia

Psicología Social: 2. El autoconcepto

Leer capítulo anterior: 1. La Teoría de la Identidad Social

Contenido: Aproximación teórica al autoconcepto, la autoconciencia y la socialización del sí mismo; así como una interpretación psicosocial (relacionada con el autoconcepto) de La infancia de un jefe, de Jean Paul Sartre.


EL AUTOCONCEPTO
El autoconcepto es un término utilizado por la psicología social, muy recurrente en teorías como la Teoría de la Identidad Social, ya que no podríamos hablar del concepto del sí mismo o del Yo sin tener en cuenta los procesos psicosociales que emergen de la conexión inexorable entre individuo y sociedad. Al observador le resultan útiles los conceptos objetivizadores de “individuo” y “sociedad”, sin embargo, cuando nos adentramos a estudiar los procesos cognitivos y afectivos llevados a cabo por los individuos en sociedad, el objeto de estudio es un tanto más complejo, encierra una realidad psicosocial más escabrosa.

Seguir leyendo Psicología Social: 2. El autoconcepto