Guerra entre mundos: “Por Encima del Bien y del Mal”

Son tantas las canciones y películas que deseaba comentar en mi blog que no me he dignado a hacerlo con ninguna. Sin embargo, tras escuchar la nueva canción de Robe Iniesta lanzada el pasado 27 de octubre, bien nombrada “Por Encima del Bien y del Mal”, me he visto con una absurda fuerza de voluntad para interpretar dicha letra, en consonancia con su contenido visual. He de advertir que mi intención no es la de aportar un significado esencial de la obra en su totalidad, puesto que toda interpretación de una obra artística (siendo la esencia de esta además “encubierta” por el autor, al puro estilo de David Lynch) consiste en un conglomerado de percepciones personales sujetas al contexto en el que uno la analiza. Por ello, lo que voy a tratar de hacer a continuación es dotar de un significado a la obra acorde con mi percepción, de este modo, podríamos hablar de una creación filosófica propia derivada de una creación artística previa.

“Lo que se hace por amor se hace siempre más allá del bien y del mal” (aforismo 153) decía Nietzsche en Más allá del bien y del mal. El amor como enfermedad o locura socialmente aceptada (como en la película Her se nos manifiesta) se apodera de nosotros, de nuestro Yo derivado de la relación con los Otros, debido a una condición social y necesidad de pertenencia al grupo y a fuertes vinculaciones interpersonales. Este enamoramiento pasional e idealizado tiene una connotación irracional, es por ello que la dimensión moral, inclusive humanista, se pone en segundo o tercer lugar, primando la aspiración y deseos egoístas en torno al amor hacia una persona frente a cualquier aproximación difícilmente tangible y mental de un mundo en detrimento, imbuido por la distopía. Claro está que el amor consiste en un constructo social subjetivo, dependiente de la cultura en la que se posiciona. Por ello, el amor del que os hablo es aquel que rige sobre todo las sociedades occidentales, basado en la cultura romántica, en la cual, sea el sexo u orientación sexual que sea, se tiende generalmente a realzar a la persona amada y a tratar de alcanzar por todos los medios (aparentemente sutiles y desinteresados, por cierto) lo deseado. Sin adentrarme en las formas (heteropatriarcales y posesivas, en gran medida) en que se establece el ideal de amor, me ceñiré a la conducta humana de “lo deseado”, pues el enamoramiento consiste precisamente en idealizar y enaltecer algo (bien sea una persona, objeto…): “Llegamos a amar a nuestro deseo, y no al objeto de ese deseo” (Nietzsche, aforismo 175).

La letra de Robe Iniesta en “Por Encima del Bien y del Mal” considero que puede interpretarse como una guerra continua entre el mundo interno y externo, entendiendo este último como el mundo interno de los Otros, interiorizado bajo la empatía. “Todo lo que no está en ti se me queda tan lejos” y “se queda tan bajo” expresa el inicio de la canción que, en consonancia con la letra completa, nos sugiere el poder que tiene la idealización amorosa y fielmente egoísta (sin el sentido mediocre y despectivo que se le ha otorgado al egoísmo, sino entendiéndolo como la condición inherente a la existencia, la apropiación del Yo) sobre el individuo. Tal es así “que puedo andar por encima del Bien y del Mal” y, a la par, conforme subo a lo alto de su balcón, lo más alto de la jerarquía de las ideas, se encuentra ella, por encima de todo y “el mundo entero se queda bajo”. El amor, una obsesión del Yo que acrecienta el sentido o valor del objeto de deseo, se vuelve dueño de nuestro Yo, la individualidad ha de servir a tal idea. Esto es lo increíble de esta letra, pues describe a la perfección el proceso de enamoramiento y el desinterés por todo lo que se aleje de ello: “Pongo atención con obsesión, frente al espejo ella se prueba un pantalón y lo demás queda tan lejos…”.

Al parecer el contenido visual de la canción, para mostrar la decadencia del mundo externo, el sufrimiento de los Otros en un contexto hostil, nos enseña los problemas migratorios y la represión de estos, propio de la actualidad sociopolítica. En el vídeo encontramos en un graffiti a una mujer con un salvavidas, bajo el balcón donde podemos suponer que se encuentra la persona idealizada (mujer vestida de blanco, entre pétalos) y, posteriormente, observamos a un señor con un atuendo cuasi-aristocrático tapando el salvavidas (interpretadlo a vuestra merced, yo intuyo a priori un guiño a la manipulación mediática).

“Todo lo que escucho, todo lo que veo, todo lo que veo me queda tan lejos que puedo andar por encima del Mal, por encima del Bien y del Mal”.

A mitad de canción, Robe comienza a preocuparse por los problemas relacionados con el mundo exterior (“el mundo entero”), aludiendo a las noticias mediáticas que reflejan la guerra y la consecuente inmigración: “Voy a enchufar la televisión y sale un tío disparando al rededor. Vuelvo a mirar y era el reflejo. Vuelvo a enchufar la televisión y sale gente huyendo de la destrucción. Vuelvo a mirar y era el reflejo”. Estos problemas exteriores, de los Otros, se torna interno mediante la empatía: “el reflejo”. Es entonces cuando el individuo, ante un mundo negligente y psicópata, incontrolable y caótico, debe compaginar su vida con este sufrimiento provocado por la empatía (ponerse en el lugar del otro).

El amor, sin duda alguna, en el sentido que hemos planteado anteriormente, es un perfecto mecanismo de evasión del individuo, para sentirse perteneciente a algo, ver en lo pasional la salida más próxima y no decaer en el nihilismo consecuente de nuestro mundo distópico. Aunque no siempre esto es así, pues el amor, el deseo, no implica la correspondencia y la cultura romántica en la que nos vemos inmersos tampoco genera unas relaciones amorosas sanas. En síntesis, mi interpretación de la letra sugiere que el amor, como construcción social, conlleva a una obsesión interna que nos enajena del mundo exterior, escindiéndonos de cualquier moral, pseudotrascendiendo en nuestro ensueño existencial… Ensueño o teatro de máscaras (personas), como nos muestra el magistral videoclip de la canción.

He aquí mi humilde y torpe interpretación. Espero la vuestra.

Anuncios

4 comentarios en “Guerra entre mundos: “Por Encima del Bien y del Mal””

  1. Buenas,
    Ya he dejado claro que el vídeo se me queda grande, carezco de notable conocimiento sobre historia del arte. Y bueno… a pesar de que el graffiti se asemeje a La maja desnuda y también se introduzcan otras referencias en el vídeo como Los fusilamientos del 3 de mayo de Goya, no he deducido tan a la ligera que fuera él. Sin embargo, puede que tengas razón, ya que al final del vídeo sale por un segundo la cara de Goya “subliminalmente”.

    Gracias por la aportación en dos palabras y tres puntos, escribiré un artículo interpretando el comentario 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s